Procesamiento de Cuarzo

Jueves 23 de Mayo del 2019

¿Cuáles son las propiedades que tiene el Cuarzo?

hosokawa_procesamiento-de-cuarzo.jpg


El cuarzo es dióxido de silicio, un mineral cristalino que además es el más abundante en la superficie de la tierra y en la corteza terrestre. La arena de la playa y del desierto está compuesta principalmente de cristales de cuarzo, este es altamente abrasivo con un valor de dureza de Mohs de 7.0. También es muy resistente a los químicos y  es duradero. El cuarzo molido se utiliza como relleno en las industrias de pinturas, adhesivos y plásticos. El polvo de cuarzo proporciona tenacidad, durabilidad, inercia, blancura brillante y resistencia al desgaste.

El equipo más común que Hosokawa Micron proporciona para la molienda de cuarzo es el Molino de bolas - Alpine® SO Super Orion en circuito con un Clasificador de aire - Alpine® ATP Turboplex Clasificador de aire - Alpine® ASP Stratoplex



Para aplicaciones de cuarzo, el molino de bolas normalmente se construirá con medios de molienda de óxido de aluminio y revestimiento dentro del molino.



El clasificador de aire Hosokawa Micron más utilizado para el cuarzo es el Clasificador de aire - Alpine® ASP Stratoplex, que se utiliza para seleccionar tamaños de partícula de entre 20 a 200 micrones.



Para aplicaciones súper finas, se utiliza el Clasificador de aire - Alpine® ATP Turboplex, que se utiliza para seleccionar tamaños de partícula de entre 5 a 50 micrones, con opciones de rueda única de clasificación o múltiple.

Ambos clasificadores están hechos con ruedas clasificadoras con revestimiento interior para una larga durabilidad.



Para aplicaciones de alta finura, el Molino jet opuesto de lecho fluidizado - Alpine® AFG es el molino de elección. El impacto de partícula a partícula evita el desgaste del equipo y proporciona un producto de alta pureza.

En el Molino jet opuesto de lecho fluidizado - Alpine® AFG, el material se alimenta en la cámara de molienda para formar un lecho. Las boquillas opuestas crean corrientes de aire de alta velocidad (hasta 1000 MPH) que hacen chocar las partículas del polvo entre sí en el centro de la cámara.