Procesamiento Carburo de Tungsteno

Viernes 04 de Septiembre del 2020

Uno de los metales más duros y resistentes.

hosokawa_procesamiento-carburo-de-tungsteno.jpg


El carburo de tungsteno es un compuesto muy duro que se sintetiza a partir de tungsteno metálico y una fuente de carbono. Su alta dureza (9 en la escala de dureza Mohs) lo hace ideal para herramientas de corte y quirúrgicas, protección contra la abrasión, potenciadores de tracción y joyería. Para convertirse en varias formas, el carburo de tugsteno tipicamente se muele en un polvo y luego se une con cobalto y/o niquel. 


 


Hosokawa utiliza carburo de tungsteno en sus equipos de molienda y clasificación como parte de las opciones de recubrimiento contra el desgaste.

Los martillos en Mikro ACM® y en Mikro Pulverizer® se pueden recubrir con placas de carburo de tungsteno para una protección duradera contra el desgaste. Hosokawa también aplica recubrimientos a las coronas clasificadoras y otras partes a través de un proceso de recubrimiento por plasma.



El molino jet de lecho fluidizado Alpine AFG® es ideal para moler carburo de tungsteno en un polvo fino. En la cámara de molienda, los chorros opuestos liberan aire comprimido para formar corrientes de gas a velocidades muy altas (hasta 500m/s).

Este movimiento de aire crea un lecho fluidizado y las partículas impactan entre sí en el centro de la cámara para romper las partículas de carburo de tungsteno.

Debido a que la acción de molienda es por un impacto de partícula a partícula, el resultado es un producto de alta pureza con un desgaste mínimo del equipo.

Después de moler, el aire eleva las partículas molidas a un clasificador interno a una velocidad controlada que elimina las partículas por debajo del punto de corte y envía la partícula de sobre tamaño de nuevo a la zona de molienda para un reprocesamiento adicional.